5 consejos para ayudar a evitar que a tu casa lleguen enfermedades sin gastar de más

 

El bienestar de nuestras familias es uno de los objetivos más frecuentes y por eso es importante empezar por mantener nuestra casa limpia y desinfectada.

La limpieza y desinfección es uno de los temas más importantes cuando se habla del cuidado del hogar. Estos cinco consejos te ayudarán a crear rutinas de limpieza que garantizarán que tu hogar, no solo estará reluciente, también te ayudarán a evitar el contagio de algunas enfermedades. Estas acciones son sencillas, no implican una gran inversión económica y te ayudarán a mantener alejadas las enfermedades típicas del invierno.

• Mantener desinfectadas las superficies de la cocina con lavandina

La Lavandina líquida Ayudín® es ampliamente recomendada para desinfectar superficies que son vulnerables a infecciones y bacterias o que se pueden convertir en un foco transmisor de enfermedades. La cocina es una de ellas pues es una zona frecuentada por toda la familia, a la que llegamos con los zapatos sucios desde la calle y con productos de la verdulería, el supermercado o la carnicería, que han sido manipulados por muchas personas y que no sabemos realmente qué tan contaminados estén. Por eso es conveniente limpiar y desinfectar especialmente el piso, la mesada, la mesa de cocina, las canillas, la bacha y las manijas de la puerta y heladera.

La lavandina es una aliado infaltable para esta tarea dado que es un producto accesible que usado correctamente elimina el 99,9% de los gérmenes, incluido el virus de la gripe A (H1N1) por menos de $2 por día*.

• Hacer una limpieza total del cuarto de baño

El cuarto de baño, por su naturaleza, alberga muchas bacterias y gérmenes y por esa razón debe ser limpiado con especial cuidado. Usando una mezcla de agua y Lavandina líquida Ayudín®, de acuerdo a las instrucciones de uso presentes en la etiqueta, podrás hacer una limpieza total de esta zona de tu casa y ayudar a evitar que tu familia se contagie de enfermedades típicas del invierno como la gripe.

Con la ayuda de una esponja o paño, es conveniente limpiar el lavamanos, las canillas, el inodoro, el bidet y la ducha. Recuerda enjuagar una vez hayas limpiado todo y repetir esta limpieza varias veces por semana.

• Hacer que todos los miembros de la familia laven sus manos regularmente

Al llegar del trabajo los adultos tienen en sus manos millones de gérmenes. Lo mismo les ocurre a los niños al llegar de la escuela, por eso es muy importante que en la familia se cree una rutina en la que el lavado de manos sea una costumbre. Esta acción debe realizarse de manera constante: antes de cocinar y comer, al llegar a casa, después de usar el baño y después de acariciar a nuestras mascotas. En caso de que alguien en la familia haya contraído el virus de la gripe, es clave que se lave las manos más seguido y que use los antebrazos para cubrirse al estornudar y toser. Recordá que el lavado de manos debe hacerse con agua y jabón, frotando las dos caras de las manos sin olvidar el área entre los dedos y las uñas. Si no se tiene agua y jabón usar alcohol antibacterial en gel, puede ser una buena opción.

• Mantener ventilados los espacios de la casa

Los espacios cerrados, sin ventilación se pueden convertir en ambientes propicios para la propagación de bacterias y gérmenes por eso es importante aprovechar momentos soleados, en los días de invierno, para abrir las ventanas de las habitaciones, el living, el comedor y la cocina para permitir que el aire fresco circule y evite esa acumulación de microorganismos. El frío no puede ser excusa para que tu casa quede sin ventilación.

• Limpiar y desinfectar el living y los elementos de uso común que allí se encuentran

El living es el centro de reunión familiar por excelencia allí compartimos después de la cena, vemos partidos de fútbol o hablamos sobre nuestro día. Por eso esta habitación y todo lo que se encuentra en ella debe estar limpio y sin bacterias. Podés limpiar con lavandina el control de la tele, los teléfonos, los interruptores de luz y la mesa para asegurarte que allí no se van a hospedar ni gérmenes ni virus que causen daño a tu familia sin mucho esfuerzo y por menos de $2 por día*.

* En base a consumo anual de lavandina líquida según Kantar World Panel Junio 2018. Basado en precio sugerido para supermercados de Lavandina Ayudín Máxima Pureza